martes

Recorriendo lugares innecesarios

Escucho los ritmos de la guitarra de ayer, sombrío me asomo a los sones del hoy. ¿Qué será de nosotros tras el silencio de mañana?

Acechando al fuego, soplo entre sollozos, arden los bisílabos, crujen los adjetivos, se cubren de gloria los hiatos y esdrújulas.

Léeme, sigo áquí, continúa la conversación sin mi; mañana escucharemos tu silencio.