sábado


Y mientras ella le buscaba, una voz gritaba desconsolada: no me pises, estoy aquí abajo; sus tacones terminaron con una relacion fantástica...
C.A.P.